Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 29 de mayo de 2013

Educación de los indios en la época prehispánica


 En la época prehispánica la educación estaba dividida por género masculino y femenino, por clase social clase noble y los plebeyos.


Eran los hijos de nobles, quienes recibían la mejor educación, había una institución llamada Calmécac que era la encargada de la educación de los hijos de los jefes de las tribus, esa escuela preparaba a sus alumnos para ser jefes.

La educación de ellos constaba principalmente en enseñarles astrología, a leer y escribir, matemáticas, tecnología, estrategias  y a adorar a los dioses, lo que a ellos se les enseñaba era superior a lo que aprendían en las otras escuelas ya que estaban preparando a los futuros jefes de las tribus.

 Para los alumnos del calmécac la disciplina era muy rigurosa, no se les permitía salir, debían permanecer castos hasta el matrimonio y cuando alguien enviaba comida a algunos de los alumnos, la comida se dividía para todos y se les aventaba, esto con el propósito que aprendieran a ser humildes. Cuando se descubría que alguien salía del templo (escuela) o no era casto, se le quemaba el cabello y se exhibía  por las calles, después de esto no podía volver con podía sus compañeros a instruirse; pero había mas excepciones de las que se puede suponer. 

Los castigos iba desde pequeños golpes hasta grandes azotes, era permitido, era la disciplina del calmécac, se trataba de los futuros jefes de tribus  no solo debían ser aptos también debían tener valores.


En contraste con esto, estaba la escuela del Telpochcalli que era la institución para los plebeyos, en este templo-escuela se enseñaba a trabajar, gramática, a adorar a los dioses, se les enseñaba el arte del combate, se les instruía para ser guerreros y para adorar a los dioses, estas ultimas dos eran las principales enseñanzas en esta institución.
 El combate era algo muy importante y para ello llevaban una secuencia de preparación, los más jóvenes observaban de lejos, las peleas, después podían ayudar con cargar el armamento del guerrero, y después ya que atrapaban a algún enemigo entre 4 o 5 jóvenes ya eran considerados guerrero, aunque con la condición que jamás volverían a atacar en grupo, de lo contrario se les pondría un peinado femenino de dos colas, lo cual significaba gran deshonra y vergüenza.

El Telpochcalli no era tan riguroso respecto a la disciplina como en el calmécac, en el telpochcalli se les permitía salir frecuentemente del templo, ya que como eran hijos de plebeyos tenían que ayudar a sus padres en el trabajo del campo, ellos podían dormir con una chica fuera del templo de vez en cuando, la única forma para salir del templo era solicitando licencia para el matrimonio, muchos omitían esta solicitud, pero eran considerados una vergüenza ante la sociedad.

El oficio que aprendían era el mismo que el de su padre, el trabajo se transmitía de generación en generación, tampoco eran rigurosos respecto a llegar castos al matrimonio, por alguna razón era una gran importancia en el Calmécac y en el telpochcalli era menos apreciado aunque si era en cierta medida importante.





Sandra Gpe. Santos Avilés.

Educación Época Colonial

Educación Época Colonial


Introducción:

la época colonial abarca 300 años; donde resalta un dominio socio-cultural de los españoles sobre los pueblos mesoamericanos.

Desarrollo:

la llegada de los españoles origino muchos cambios en la vida de los aborígenes tanto sociales como culturales y de conocimientos, para ello los españoles crearon escuelas donde enseñar al aborigen sus cultura y sus normas sociales, de este modo surgen las escuelas indígenas  escuelas para indígenas  ,  en las cuales su principal función era el enseñar la doctrina por medio de frailes criollos y ayudantes indígenas que general mente usaban la lengua natal de los indios para enseñarles la doctrina.  Estas escuelas  fueron sustituidas por las escuelas de castellano las cuales estaban diseñadas para enseñar al indio la doctrina, el castellano y en algunos casos a leer y a escribir. Esta vez la enseñanza era impartida por maestros de castellano pagado por los fondos indios y supervisados por la iglesia y el estado. Lo que ocasionaba grandes disturbios de los indios por no aceptar el subsidiar el pago a los maestros y el cambio de las escuelas para indígenas a escuelas de castellano.

la llegada de nuevos jesuitas a la nueva España  provoco la creación de grandes escuelas y universidades como la escuela de cirugía la cual pretendía crear médicos más preparados al enseñar a sus alumnos con bases adquiridas con la práctica y la exploración de cuerpos humano.
La academia de bellas artes donde se preparaban futuros artistas de la pintura, arquitectura y escultura.
Jardín de botánica donde se pretendía fortalecer el ámbito médico mediante la experimentación e  investigación botánica.

Y la escuela de minería para capacitar a los  mineros de la época con las técnicas más avanzadas de la minería.


Extras


Vídeo


Presentación:


Nestor Alonso Rodriguez

La educación en la época colonial






Después del descubrimiento de América por Cristóbal Colón y de la conquista de Hernán Cortés, llegan a la Nueva España 12 misioneros franciscanos provenientes de España.
Cuando estos misioneros se establecen, una de sus principales acciones a realizar es la educación. Primeramente quieren educar en la fe, ya que los indios tenían y hacían sacrificios para sus diversos dioses; los indios son considerados paganos y pecadores, es cuando los franciscanos empiezan un arduo trabajo para la  educación y conversión de indios a la fe. Solicitan a los jefes de las tribus hacerse cargo de la educación de sus hijos, algunos aceptan sin pensarlo, otros desconfiados, en el lugar de sus hijos mandan a los hijos de los sirvientes y son ellos quienes reciben esa educación.
La educación que ofrecían los franciscanos no difiere mucho con la que tenían los indios; ya que la educación también es marcada por la clase social y por el género masculino y femenino. Los nobles gozaban de una educación privilegiada, en cambio los macehuales ( hijos de los plebeyos) tenían una educación escasa. Los misioneros tenían prioridad en enseñar en la fe, así que era eso lo que tenía mayor importancia  en la educación de ambos.  A la clase noble, se les enseñaba a leer, escribir, tecnología, calendario, el español, arte, filosofía y todo lo necesario para el regimiento de sus pueblos.

Los macehuales (hijos de plebeyos) tenían prohibido el recibir educación de las primeras letras, sólo debían aprender la doctrina y seguir los oficios de sus padres. La razón de porque se prohibió el letrado a los macehuales fue porque aprendían lo necesario y era quiénes  gobernaban en muchos pueblos.

 Pese a que eran de clases sociales muy distintas a ambos se les exigía castidad hasta el matrimonio, ya que esto era de agrado a dios. Los de clase noble estaban ocupados todo el día en las distintas actividades de su educación, apenas tenían tiempo para dormir, los franciscanos afirmaban que la ociosidad es la madre de todos los vicios, así que a los nobles no se les permitía ni pensar en la ociosidad y la mejor forma era manteniendo su mente y cuerpo ocupados.

Para asegurarse de la asistencia a los monasterios-escuela los franciscanos comisionan al más anciano de cada pueblo o tribu para llevar a todos los niños del pueblo a la doctrina y regresarlos hasta sus casa.
Después de escuchar la doctrina, se les enseñaba a leer y escribir; en esa mismo monasterio-escuela se juntan los indios para ejercitarse en el canto, en el cual los indios eran muy hábiles.
Asistir a la fiestas de guardar o domingos de misa era obligatorio, los indios debían llevar tributos y pasaba gente de sus barrios contando a las personas que asistían  y  recogiendo tributos, cuando alguien faltaba se le castigaba con media docena de azotes sobre la ropa. Había que reconocer que los franciscanos eran más suaves respecto a la disciplina, eran exigentes pero no llegaban a ser rigurosos ,aunque había excepciones entre los 12 franciscanos, algunos frailes practicaban castigos corporales como  Martin de Valencia y Mendieta tenía el lema de "la letra con sangre entra", sin embargo los franciscano no eran personas violentas ni agresivas, su disciplina no constaba en la tortura física como en la educación de la prehispánica que los azotes era un castigo muy normal de la indisciplina por leve que esta fuese.

 La enseñanza en plebeyos era distinta, escuchaban la doctrina y se les enseñaba por medio de pinturas ya que no sabían leer ni escribir y no existía intención alguna de enseñarles, a los niños más pequeños también se les enseñaba doctrina ya que a su tierna edad aprendían todo con mayor facilidad y no lo olvidarían.

El virrey Antonio de Mendoza fundó un colegio para recoger a 80 indios para que se les instruyera y ayudaran a los religiosos que no entendían bien la lengua del lugar, interpretando lo que los religiosos decían. Unos indios fueron tan hábiles en esto que interpretaban en audiencias y se les encomendaban a los oficios de los jueces. 



Sergio Salinas Luján

Los maestros y las prácticas educativas.




En la época colonial, se crea un gremio para maestros de primeras letras, después se crean escuelas destinadas para los alumnos de más bajos recursos, muchos maestros están inconformes con esto ya que las escuelas privadas se vendrían abajo. En esta época ser maestro era un gran prestigio, era una persona respetada,  no cualquiera podía ser un profesor, debía cumplir con varios requisitos entre ellos, debía demostrar que era de sangre pura (origen español sin mestizaje), debía provenir de una buena familia, con buenas costumbres y llevar una vida ejemplar, con gran moral, debía tener no sólo la habilidad y conocimientos sino también la estabilidad económica para hacerlo. Para ser maestro, primero tenías que ser un profesionista y después ingresar al orden religioso.

El docente gozaba de grandes privilegios, entre ellos podía portar armas, y no podía ser detenido, podía tener esclavos como guardaespaldas, entre otros.

También tenían un arduo trabajo ya que tenía que hacer el papel y las líneas de este para la escritura, también debían escoger la pluma adecuada para cada uno de los alumnos, no debía ser muy corta y tampoco muy larga, los alumnos de escasos recursos empezaron a recibir instrucción en las primeras letras, aunque no se comparaba en nada con la calidad que enseñaban a los hijos de nobles en las escuelas privadas, la enseñanza era mucho más avanzada, profunda y tenían más materia para estudiar.

Los maestros afirmaban que de la primaria dependía la felicidad o ruina de la república. No contaban con pizarrones así que para dar su clase, lo hacían es espacios reducidos para la cantidad de alumnos (no se debe olvidar que la gran mayoría de la población eran plebeyos) usaban gradas y tenían a los alumnos sentados en forma de cascada al rededor del maestro, y para practicar su escritura, pegaban grandes hojas  en las paredes y ahí escribían.

EL mayor orgullo de un alumno era recibir por parte del maestro, una hoja blanca, sin líneas, eso significaba que había avanzado, que estaba un paso adelante de los demás. Aunque muchos pensaban que los macehuales eran tierra infértil, que el esfuerzo que hacían por su educación, nunca daría frutos.

Un problema para estas escuelas, fue el servicio sanitario, no lo tenían y el ayuntamiento insistía que era un problema que ensuciaran las calles y para la sociedad era un problema moral.

Aunque no eran consideradas maestras, las amigas (mujeres con conocimientos sobre lectura y escritura) les daba una leve instrucción hacia las primeras letras, era solo un acercamiento, era lo mas que podían hacer ya que no estaban autorizadas para instruir, era con las amigas quienes muchos alumnos recibían esa primera experiencia y después continuaban su instrucción en las escuelas pías (públicas).

El maestro debía estar al pendiente del avance de cada uno de sus alumnos, y cabe mencionar que eran muchos, sin embargo no por que eran muchos alumnos, los maestros dejaban de lado sus demás deberes, y para cada alumno hacían hojas y les ponían las líneas a cada uno, y para cada alumno se preparaba manualmente la pluma y también la tinta. El método de escritura que se les enseñaba era el mas fácil y rápido aunque no era el mejor. La instrucción se dividía en dos: En un cuarto se enseñaba a leer y en otro se enseñaba a escribir.
Primero debían aprender a leer y ya que lo dominaban a los meses o años después, pasaban a otro cuarto que era donde se aprendía a escribir, cabe mencionar que no había un tiempo limite para aprender a leer o escribir, estaban ahí hasta que aprendían, ya que el maestro estaba al pendiente del progreso de cada uno. Aunque podía resultar hostil para los alumnos ya que no se promovía inquietudes intelectuales, actividades físicas ni preguntas.

Lemas pedagógicos de la época

Las letras para los niños son espinas, para los mancebos flores y para los hombres frutos.

Mejor es dar que recibir, porque quién da obliga y quién recibe queda obligado.



 Sandra Guadalupe Santos